Publicado: 12 de Julio de 2017

Sobre el reconocimiento del derecho de los nacionales de terceros países no miembros de la U.E. a los subsidios familiares y prestaciones de la Seguridad Social previstas para los nacionales de ese Estado miembro.

Entre los diversos aspectos que contiene la sentencia lo relevante cuando señala que “puede considerarse como prestación de la seguridad social si se concede a sus beneficiarios, al margen de cualquier apreciación individual y discrecional de las necesidades personales en función de una situación legalmente definida y la prestación se refiere a alguno de los riesgos expresamente enumerados en el artículo 3, apartado 1 del Reglamento nº 883/2004”. No siendo importante la naturaleza de la financiación de la prestación o que la concesión no derive de una previa obligación de cotización por parte de la persona que pueda percibirlo.

Para mayor información pueden obtener la citada sentencia pulsado aquí.